El �ngel bueno

 

Poema de Rafael Alberti


(Extra�do de "Sobre los �ngeles")

 







Vino el que yo quer�a,
el que yo llamaba.

No aquel que barre cielos sin defensas,
luceros sin caba�as
lunas sin patria,
nieves.
Nieves de esas caidas de una mano,
un nombre
un sue�o
una frente.

No aquel que a sus cabellos
at� la muerte.

El que yo quer�a.

Sin ara�ar los aires,
sin herir hojas ni mover cristales.

Aquel que a sus cabellos
at� el silencio.

Para, sin lastimarme,
cavar una ribera de luz dulce en mi pecho
y hacerme el alma navegable.












Envia esta p�gina
  e-mail: