Amparo Arróspide -1-

 




                         JUEGOS

                              ( - I - )

 

                    Amparo Arróspide

 

 

Me cansé de jugar a los verdugos,
de colocarte la cabeza entre los hombros
para volverla a segar de un solo tajo,

no es preciso mirar por la ventana
para saber que el mundo sigue en pie

y sin orejas,
como tú sin labios,
sin frente, sin ojos,
sin nariz,

cara de huevo calvo,
entre los hombros, tajo
de una guadaña, cosecharemos plomo
y caníbales, ciento

tres mil senderos por abrir,
caña y más caña, mucho ron, algún secreto
mejunje de las viejas,

hay que ver lo que saben las arpías,
como tañir el arpa, por ejemplo,
templar el arco como Ulises, saben,

lo decían las urracas en el patio
pregonando a los grajos su destierro

qué solos estábamos los muertos
en un campo no santo,
qué blancos en nuestros sudarios

qué almidonadamente blancos
bailábamos los muertos sin cabeza

Humpty Dumpty
bailábamos reíamos llorábamos
hasta salir el sol
por lontananza.