La cautiva

Poema de Alicia Asorey

 

 

La Señora imagina

el sonido de los tambores africanos.

En su recinto,

desnuda,

se cubre de pétalos.

Su corazón

cautivado por el juglar

de dulces reverencias

desacompasado late.

Fuerzas duales,

luz y  sombra.

Desde el balcón

la última flor

cae deshojada.

 

 

 


 

 

 

 

Ese miedo

...madrugada

La cautiva

Viaje postrero

La luna es...