El nido







El nido


Poema  de Beatriz Martinelli

 

 

Los brazos
            ramas que acomodan el nido

De tus manos
                escapa un gorri�n
que construye  en su vuelo
la danza donde mis pies
                              se enzarzan.

El sonido
             fresco de tu voz
desborda el surco de mis silencios.

Desnuda
               sin velos que oculten mis enga�osos miedos
la piel se rinde
                       a la tibieza de tu piel.

Mis labios
               dibujan tu boca

La lengua
             camina el largo de tu  cuerpo
le reza a cada poro
                  le grita a cada forma

Me arrastro
sobre lo escarpado de tu relieve
          Me llena la savia
          Me cruje el cuerpo
          Me rinde el espasmo

Tus piernas  se anudan
                              me envuelven
sarmientos de tu vid  soleada
Encierras
                mis sue�os
                mis cansancios
                mis delirios

Camino el largo de tu cuerpo
                                     y al nido llego

 

 






 

Tiempo de cosecha II

En el aire

El nido

M�rame

S�lo as�