Depredadores sin vida




Texto de Nicole Cure P.  - Colombia

(Enereo 23/00)


nicky_cure@hotmail.com


 


Caos no es la palabra precisa en estos momentos de confusi�n.  Turbios y absurdos pensamientos se cuelan en mi mente, para olvidar aquellos que me atormentan rob�ndome la paz que estuvo aferrada a mi ser y que un d�a tom� fuerzas para volar lejos, a un lugar en donde se tiene en cuenta.
Y pasan los d�as y nos afecta la lluvia salada y amarga de penas que evocan el llanto de la mujer cansada, que se siente sola al paso de la vida y que triste camina, bajo la luz de la luna que ya ha sido olvidada; porque no es la misma �poca dorada,  en donde era la protagonista de una noche enamorada. Ahora del romance aquel ya no queda nada, todo se resume en un beso falso y una vac�a mirada.
Hay de los que niegan toda esta locura de concebir el mundo bajo una dulce t�nica, que cubre los lamentos de una humanidad afligida y cansada.  Hay de los que buscan un regocijo incierto en las cosas et�reas y opacan con resentimiento las cosas buenas. Hay de los que olvidan que la sangre vieja es la m�s sabia; que la vida plena se vive de nada y se confunden pensando que enga�ando y ganando ventaja sobre el mundo que los amenaza lograran triunfar.
Hay de los creen que al mirar arriba ya no encontrar�n nada, porque se sienten plenos en sabidur�a y en audacia.
Hay de todos esos que derraman l�grimas por una vida cruel nunca deseada y que fueron fruto de una realidad cada vez mas abstracta.  
Y es que al final de todo nos daremos cuenta del animal que somos, y que s�lo piensa en como destruirse, a diestra y siniestra.










Busque por nombre del autor, o por t�tulo, o por
palabra suelta: