COLIBRI

 


Poema de Betiana Murno - Argentina


zaparrastra@dominomail.com

 

 

Tras un jardín de suspiros,
puedo verte con tanto amor,
sumergido en piscinas secas,
que ahogan tu corazón...
Porque ese amor es muy falso
 y te lo grita tu corazón,
pero vos no le hacés caso,
preferís repudiar mi amor...
Y una rosa llora callada,
triste y sútil tras tu amor,
ha quedado encadenada,
por una ciega pasión...
Y la condena que paga,
es muy alta, sufrir por ti,
una vida que es derrochada,
por culpa de un colibrí...
Un colibrí que no ama
y que se va tras un falso amor,
que no tiene más que una cama,
y una corta y gris relación...
¡Ay colibrí preciado!
Más que el oro he pagado yo,
el día que te he comprado,
pagué una pena de amor...
Y que no vueles te pido,
que no te alejes de mí,
pues porque sin ti me muero,
y no quiero morir sin ti...
Una herida tiene mi pecho,
por culpa del colibrí,
que no midió lo que hacía,
y me dejó por ahí...

Ya sé que no valgo nada,
que soy muy poco yo para ti,
pero quiero que vuele mi alma,
para volar junto a ti...

Una herida tiene mi pecho
por ir tras el colibrí,
que aleteando se fue muy lejos
y ahora ya no está aquí...

Promesa de un sólo día,
tristeza que perduró,
larga y sútil agonía
que ante sus ojos cayó...

Grandeza del amor fuerte,
indescriptible paz interior,
cadenas que rompen lazos
para matar la pasión...

Triste vida que agoniza,
cuando recién comenzó,
¡A ti hay que ponerte entre rejas,
matáste a mi corazón!

¡Ay colibrí preciado,
que lejos voló mi amor,
por tus besos resucitado,
bajo un aromo en flor...!

 

 






Sensualidad. Un camino para sudar y temblarPoesía erótica 

Poetas iberoamericanos contemporáneosPoetas de hoy

Lea lo que escribenNuestros Lectores 

Para quien ama todos los díasPoesía amorosa

De Neruda a Alberti y BécquerGrandes del siglo

Decir mucho en pocas palabrasCuentos breves

 

Si escribe, aquí podrá publicar¿Quiere publicar?

Un juego donde siempre se ganaRuleta poética

Para los bilingües, un punto de encuentroPoetry in English

Los destaques del mesPoemas sensuales

Cómo aprender a decir ¡te quiero!¡Te quiero!...

Más de nuestros lectores.Para enamorados