Palabras que besan, versos que 
abrazan poemas que acarician.
Un paseo por la epidermis del deseo.