Tu coraz�n sin freno

 


Poema de Francisco Arias Sol�s - Espa�a

 

 

 

C�mo sent� yo entonces, amor m�o,
tu coraz�n bajo mi pecho amante.
Ard�amos los dos en una misma
llama de amor, de m�sculos, de sangre.
C�mo sent� yo entonces el galope
de tus pulsos sin frenos... Delirantes
gem�amos los dos en angustiada lucha,
mientras hu�a el ciervo de la tarde.

T� y yo nos encontr�bamos en medio
de la tierra y los aires.
Era un milagro amarse de ese modo
tan sencillo y tan grave.
Y todo era un asombro que asist�a
al incre�ble trance.

Ni el canto de los grillos, ni el silencio
desnudo de los �rboles,
ni el sue�o de las nubes incendiadas,
ni el vuelo jubiloso de las aves,
pudieron contemplar mayor prodigio
que aquel de nuestros p�lpitos amantes.

Tus aromados senos, tus dulc�simos
senos temblaban horadando el aire
cuando mi boca te absorb�a el sue�o
sin cumplir de la sangre.

Eramos como ramas sacudidas
por un viento implacable.

Tu vientre se encrespaba a mi fiereza
de temblores incesantes.
Y tus labios buscaban ese beso
que a dentelladas alumbr� en tu carne.

Qu� angustia nos un�a, con qu� fuerza
brazos y piernas apret�banse...
Y c�mo yo sent� tu coraz�n sin freno
mientras hu�a el ciervo de la tarde.

 

 

 









Envia esta p�gina
  e-mail:


 





 


Once poemas para temblar.Tu coraz�n sin frenos  

Once caricias para sudar de emoci�n.Tus caderas 

Once poemas para temblar.Con el color de la noche

Once caricias para sudar de emoci�n.En esta cama 

Once poemas para temblar.Tu bello cuerpo ondulante

 

Once poemas para temblar.Abrazados para siempre  

Once caricias para sudar de emoci�n.Tu palabra o tu beso   

Once poemas para temblar.Amame

Once caricias para sudar de emoci�n.Ahora  

Once poemas para temblar.El amor que renace